Rescate en la Garganta Verde

El pasado sábado realizamos la Garganta Verde con un grupo de unas doce personas y como siempre el grupo iba acompañado con un mínimo de dos guías. Quedamos en el punto de encuentro a una hora temprana, como solemos hacer con nuestros grupos porque aunque las horas de luz ahora son cada vez mayores, al entrar temprano tenemos margen por si se da cualquier situación imprevista.

El barranco estaba transcurriendo con normalidad, el grupo iba a un buen ritmo, aunque no todos los miembros del grupo tenían una buena condición física. Sobre las 13 horas el grupo estaba en el último salto y uno de los componentes entró en el agua y sufrió un golpe en el tobillo derecho. Se dio el caso de que en el grupo iba el padre del accidentado y era médico traumatólogo.

Llegados a este punto, uno de los guías sacó al grupo y avisó al grupo de rescate del Consorcio Provincial de Bomberos de Cádiz. El otro guía permaneció en todo momento con la persona accidentada. A las dos horas apareció en el lugar del accidente el grupo de rescate y a las 17:30 estaba todo el personal fuera del barranco.

Es muy importante para nosotros que en caso de que ocurra cualquier incidente, nunca dejemos a ningún cliente solo. Para ello es evidente que deben asistir mínimo dos guías a los barrancos con los grupos. La hora de quedada debe permitir tener suficientes horas de luz para solventar estos incidentes de día. También quiero denunciar que cada vez se está dando más el caso de que grupos de clientes de algunas empresas están siendo acompañados por un sólo guía, con el riesgo que eso supone.

Valga esta experiencia para que todos aprendamos y demos un mejor servicio a nuestros clientes.

Paco Sánchez,

Director Técnico de Discovery.